Desafíos que enfrentan las directivas docentes: casos de Chile y Colombia

Por: Ángela Bibiana Nieto

Asesora Red Nacional de Directivas Docentes

Fundación Empresarios por la Educación

El pasado 12 de junio de 2019, se llevó a cabo un espacio de encuentro virtual entre directoras de la Fundación Belén Educa Chile y directivos de la Red Nacional de Directivas Docentes de Colombia. Quienes conversaron alrededor de los principales desafíos que enfrentan en el ejercicio de sus roles, de acuerdo con las dinámicas que imponen los sistemas educativos de sus países, y las realidades que viven las comunidades educativas de las instituciones que lideran y acompañan.

Fue un espacio que permitió compartir experiencias, estrategias y procesos que las directivas ponen en juego en sus colegios para lograr atender las diversas y complejas necesidades y situaciones que allí se presentan. Además de conocer en mayor profundidad las circunstancias, condiciones y acciones en las que se desarrolla el ser y quehacer de quien asume la dirección escolar.

A partir de las experiencias y reflexiones compartidas fue posible identificar cuatro desafíos centrales que enfrentan en su cotidianidad las directivas docentes:

Educar con calidad para la formación integral

Esta premisa es la apuesta del colegio San Alberto Hurtado de Chile, con la que buscan poner en marcha un modelo de formación integral para el desarrollo de capacidades no solo en los estudiantes, sino en toda la comunidad educativa. Desde esta perspectiva, han venido propendiendo como institución por desarrollar un ejercicio de liderazgo distribuido, en el que la directora pueda junto con su equipo directivo (constituido por subdirectoras de ciclo y por docentes líderes de área) empoderarse e impactar el desarrollo integral y el aprendizaje.

Ello a través de dos ámbitos de acción, un ámbito técnico que se sustenta en una formación sólida en herramientas de observación y retroalimentación, para acompañar e impactar las prácticas pedagógicas de los maestros. Y un ámbito de desarrollo del liderazgo, que busca brindarle herramientas a ese equipo directivo, para que se visualicen como líderes y por tanto impacten a sus equipos de trabajo desde esa visión. Este ámbito está acompañando por un coach profesional, externo a la institución.

De manera que, la directora ha asumido el desafío de reconocer ese impacto que los líderes de área y subdirectoras tienen sobre los docentes y su quehacer, y a su vez estos sobre los estudiantes y sus procesos de aprendizaje, y le ha apostado a brindar los espacios de reflexión, construcción y formación necesarios para empoderarlos, fortalecerlos y entregarles herramientas suficientes para el desarrollo de un ejercicio colaborativo con sus equipos de docentes.

El acompañamiento a la labor del docente y a su proceso formativo

Año a año llegan a los colegios e instituciones educativas nuevos docentes, con nuevos desafíos y procesos, y es fundamental para quienes asumen la dirección escolar, tener claro que el acompañamiento a esos maestros no puede ser un ejercicio al azar, sino un proceso estructurado, que permita acoger, acompañar y aportar al desarrollo profesional de los maestros, además de abrir las posibilidades para que poco a poco puedan insertarse en la cultura institucional y desplegar allí todas sus habilidades y capacidades.

Este ejercicio es posible bajo la estructura de los colegios de la Fundación Belén Educa, en la que el líder de la institución no asume de manera directa procesos de tipo administrativo, cuenta con un amplio equipo de subdirectores que orienta cada ciclo escolar y puede enfocarse con mayor claridad hacia la gestión de la institución educativa. De manera que surge como un desafío para la dirección escolar, la organización de una ruta para acompañar a los maestros noveles en su ejercicio, que implica:

En primer lugar generar dinámicas al interior del colegio que centren su atención en la persona, abriendo espacios para que pueda compartir experiencias y para que se sienta acogido por la institución y su comunidad, partiendo del equipo directivo. En segundo lugar trabajar alrededor del sello y la impronta que tiene la Fundación Belén Educa, sustentada en referentes católicos y de buenos modelos que apunten a la construcción de una sociedad más justa. Así como de los pilares de la educación que asumen, en donde se valora la originalidad del maestro, sus experiencias y capacidades, y se abren los espacios para que pueda desplegar su potencial. Un tercer momento, retomar y empoderar desde el sello propio de la institución, que en el caso del Colegio Cardenal Raúl Silva Henríquez, está fundamentado en la dignidad, y en posibilitar que todos y todas puedan vivir con dignidad. De manera que se le brindan al maestro las herramientas necesarias, para apropiarse de los conceptos y metodologías del colegio. Finalmente, socializar y trabajar alrededor de las metas que se han propuesto como colegio, no solo en torno a lo académico, sino al desarrollo de capacidades en los estudiantes, y frente a la construcción por ejemplo de altas expectativas frente a ellos y sus procesos de aprendizaje.

Reconocer la realidad de los territorios y comunidades

Para el caso colombiano, los directivos docentes resaltan que su labor se desarrolla en medio de múltiples procesos y responsabilidades que les son asignadas, y que deben liderar y acompañar. Entre estos múltiples procesos, la rectora Giovanna Peña de la institución educativa Policarpa Salavarrieta del municipio de Yumbo, Valle del Cauca, enfatiza en los retos que colocan sobre su labor, las realidades del contexto y las necesidades que viven las comunidades educativas, y como estas no son tenidas en cuenta dentro de los propósitos, responsabilidades y exigencias que se hacen a los directivos, pues para todo el país son las mismas.

En su caso particular los desafíos vienen del contexto rural, en donde las necesidades de los estudiantes no son solamente económicas sino también familiares, así como de brindar las herramientas necesarias para que puedan desempeñarse en el ámbito laboral, agroindustrial y rural, una vez terminen su formación académica. Lo que ha implicado para ella, revisar las especialidades con las que contaba el colegio, ver su pertinencia en relación con el contexto y con las características de la población que se atendía y lo que se requiere para desarrollarlas con calidad; generando alianzas con otras entidades como el SENA para asegurar cadenas de formación de los estudiantes, que les permita llegar hasta la titulación como tecnólogos. Proceso que tiene en últimas como centro, el fortalecimiento del proyecto de vida de los estudiantes y el brindar esperanza a ellos y sus familias, de mejorar su calidad de vida.

Desafíos en todas las dimensiones: lo pedagógico, lo administrativo y lo convivencial

Los directivos docentes colombianos desarrollan su gestión directiva en medios de múltiples desafíos cotidianos, que en ocasiones desbordan su capacidad de acción y de desarrollo de procesos. Estos desafíos pueden ubicarse en tres dimensiones centrales: lo pedagógico, lo administrativo y lo convivencial.

En relación con lo pedagógico, el rector Oscar Aldana del Instituto Julio Pérez Ferrero de Cúcuta – Norte de Santander, plantea que el principal reto que tienen como directivos es constituir a las instituciones educativas en escenarios dignos de aprendizaje, en los que los niños, niñas y adolescentes puedan desarrollar sus capacidades, habilidades y competencias. Así como liderar transformaciones en cada institución y desde ellas en la región, para fortalecer y visibilizar prácticas pedagógicas inspiradoras.

Todo ello unido a la alineación con los equipos de trabajo que encuentran en las instituciones educativas, y el reconocer y potenciar las capacidades y habilidades que cada persona tiene, pues no tienen la posibilidad de conformar sus equipos o elegir los profesionales para crearlos; al responder por los resultados de aprendizaje de los estudiantes; la supervisión y evaluación de docentes y administrativos; la revisión, actualización y fundamentación del PEI; la revisión de los planes de estudio, entre otras.

En cuanto a lo administrativo, los directivos colombianos enfatizan en dos desafíos centrales que impactan de manera importante su gestión directiva; el primero es hacerse cargo del manejo, gestión y mantenimiento de las instituciones educativas, sin contar con los recursos económicos suficientes o con las acciones oportunas y pertinentes de las entidades del Estado, respecto al mejoramiento de la infraestructura, la implementación del Programa de Alimentación Escolar, la organización y seguimiento al transporte, etc. El segundo es el tratar se ser eficientes, en medio de una exigencia exagerada de trámites, presentación de informes, reportes, etc. por parte de las entidades territoriales y nacionales que dan cuenta de los procesos educativos.

Finalmente, en relación con lo convivencial, los principales desafíos se relacionan con el trabajo que se realiza con los estudiantes y padres de familia. Pues se busca garantizar la atención integral de los primeros, enfrentando por ejemplo los entornos violentos que hay alrededor de los colegios y que amenazan su seguridad e integridad. Y sensibilizar a los segundos, alrededor de las acciones educativas que se adelantan en las instituciones, buscando su alineación y apropiación del Proyecto Educativo Institucional. Destaca el rector Oscar Aldana, como desafío central en este aspecto para los colegios de Cúcuta, la atención educativa de la población migrante de Venezuela, que se traduce no solo en brindar el cupo, sino en revisar y adaptar por ejemplo, el currículo y el plan de estudios.

En medio de estas múltiples, variadas y difíciles condiciones, los directivos consideran fundamental mantener el optimismo y el compromiso, para garantizar la prestación de un servicio educativo de calidad que contribuya en la formación humana de sus estudiantes.

Conclusiones

Las preguntas, reflexiones y esperanzas compartidas, y en general el espacio de encuentro y conversación entre directivos, deja como conclusiones:

  • Los directivos/directores escolares se enfrentan a múltiples desafíos en todos los ámbitos y dimensiones de la gestión directiva, sin embargo, reconocen y destacan el trabajo alrededor del SER que se necesita fomentar en sus comunidades educativas, como un ejercicio que posibilita generar ambientes de aprendizaje dignos y de calidad.
  • Se están desarrollando estrategias tanto en Chile como en Colombia para atender a varios de los desafíos identificados, principalmente en torno al trabajo con docentes, la atención integral de los estudiantes, y la potenciación de proyectos y procesos que favorecen los aprendizajes y el clima institucional.
  • El reconocimiento de las realidades de los contextos y las necesidades de las comunidades es una tarea central de quien asume la dirección escolar, en tanto le permite orientar procesos pedagógicos y convivenciales que logran impactar realmente a las comunidades educativas.
  • El trabajo en red que los directivos puedan realizar entre ellos, pero además con sus equipos de trabajo y comunidades, puede contribuir a que se generen políticas públicas educativas con nuevas perspectivas y con mirada y sentido de realidad, que les permita a los sistemas educativos transitar hacia nuevas comprensiones de asuntos como la inclusión, la permanencia, la gestión directiva, los aprendizajes, etc.

A continuación puede escuchar la conversación completa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *